Rutas Parque parque Natural de Redes
Merendero -SOUVENIRS La Forna – Productos caseros asturianos

 


 

La Berrea en el Parque Natural de Redes

La Berrea La berrea o brama, es un sonido, profundo y largo, parecido a un mugido de vaca, producido por los machos de ciervos durante el celo. En determinada época del año, generalmente sobre el mes de septiembre, en los amaneceres y atardeceres de nuestros campos, más agrestes, se puede escuchar el profundo sonido de la berrea del ciervo.
Pocos conocen, sin embargo, el sentido de este comportamiento y todo lo que alrededor de él tiene lugar en este momento del ciclo biológico.
En ese momento son receptivas a las solicitudes de cópula por parte de los machos. No todas las hembras entran en celo a la vez. La edad y el estado físico (peso) hacen que su organismo decida¨ iniciar antes la reproducción. La Berrea Las hembras de una población irán entrando en celo progresivamente según las condiciones de cada una de ellas, de modo que habrá alguna hembra ovulando a lo largo de algo más de un mes (el período total es variable según las poblaciones), tiempo durante el cual los machos permanecerán en celo. El celo ocurre aproximadamente en septiembre debido a que en nuestros campos se produce mucha hierba en mayo. Esto, que puede parecer sin sentido a primera vista, es perfectamente comprensible.
La selección natural ha sido la responsable, como de tantas cosas. El mecanismo es muy sencillo: la gestación dura casi ocho meses (unos 235 días), con lo cual el momento de la evolución condiciona la fecha del parto; las hembras que entran en celo tarde tendrán que enfrentarse al problema de dar de mamar a una cría durante un verano en la que la sequía hace que el alimento vegetal sea escaso.
Las muy tempranas también sufren de poca comida en comparación con las que se enfrentan a esta costosa labor en el momento óptimo que suele ser mayo y junio.
No sólo la estacionalidad de la comida puede provocar la concentración de la berrea en su época adecuada, también la presión de los depredadores clásicos del ciervo, como el lobo, puede contribuir a ese mismo resultado.
La Berrea En muchos animales que son presas, la sincronía de los nacimientos es un mecanismo antipredador.
Una población de lobos que se verán desbordadas si todos los cervatillos nacen al mismo tiempo, y la proporción de ellos que serán prendados disminuirá.
El hombre hace un efecto parecido cuando por medio de la selección artificial va eliminando las crías tardías en las poblaciones de ciervos.
Cuando comienza el celo, los machos, que habitualmente han estado en otros lugares, se desplazan hacia las zonas frecuentadas por las hembras.
Una vez allí, tienen que decidir qué hacer para estar cerca de las hembras, de modo que conformes éstas vayan ovulando ellos pueden cubrirlas.
La Berrea Cada hembra ovula y es receptiva durante sólo algunas horas hasta que copulan. Generalmente copulan una sola vez y en la mayoría de los casos quedan cubiertas.
En caso contrario, comenzarán el nuevo ciclo ovárico y quedarán cubiertas más adelante. Esto no suele ser deseable ya que las crías tardías tienen menos posibilidades de sobrevivir.
El macho puede hacer dos cosas al menos para conseguir estar cerca de las hembras. Una es pegarse literalmente a un grupo de hembras y seguirlas en sus movimientos, aunque cada macho tiende a mantenerse en una zona más o menos amplia.
La Berrea Estos es lo que se conoce como defensa de harenes. Otra posibilidad, es defender una pequeña parcela o territorio. Esto ocurre cuando las hembras se concentran en áreas concretas o sus movimientos son fácilmente predecibles.
En estas circunstancias, un macho puede hacerse dueño de una pequeña parcela(a veces de no más de 50 ó 100 metros de diámetro), en la cual se mantendrá a la espera de que lleguen las hembras (Carranza et. al.1990).
Estas parcelas pueden ser lugares con buena comida donde las hembras van a comer todos los días, o puntos estratégicos en las veredas que usan las hembras en sus movimientos diarios (Carranza et. al. en prensa).
En el sistema de harenes las hembras a veces se cambian de harén, luego parece que de algún modo podrían decidir con qué macho se aparean aunque nunca se halla demostrado que realmente lo hagan.
Pero es el sistema de territorio donde parecen tener más posibilidades de elegir, ya que los machos permanecen fijos en sus parcelas en las hembras pueden moverse con libertad entre ella.

//Sobre nosotros // Aviso legal // Contacto //